En el día Mundial de la Tierra piden al gobierno de El Salvador no permitir el regreso de la minería metálica y actuar con urgencia y prontitud ante la amenaza del proyecto minero transfronterizo cerro blanco.

Comunicado de la Red Eclesial Ecológica Mesoamericana (REMAM). Capitulo El Salvador en el #DíaMundialDeLaTierra: “Es espantoso oír que el aire se está corrompiendo, que no hay agua, que hay regiones en nuestra capital donde apenas llega por unos minutos y, a veces, nada; que los mantos de agua se están secando; que ya aquellos ríos pintorescos de nuestras montañas han desaparecido. La alianza de los hombres con Dios no se está cumpliendo porque el hombre es el Señor de la naturaleza y se está convirtiendo en un explotador de la naturaleza”. San Oscar Arnulfo Romero (Homilía 3 de junio de 1979, VI p. 375).

La tierra es nuestra casa común.
El 22 de abril se celebra el día mundial de la tierra, en ese marco, la Red Eclesial Ecológica Mesoamericana - REMAM, - capitulo El Salvador, integrada por las Cáritas diocesanas de la Provincia Eclesial de El Salvador, el Movimiento Laudato Si de El Salvador, la Red Centroamericana por la Defensa de las Aguas Transfronterizas -RedCAT- El Colectivo Socio Ambiental Cuidemos la Casa de Todos, la Mesa de Cambio Climático de El Salvador, la Oficina de Justicia, Paz e Integridad con la Creación-JPIC-; nos dirigimos al pueblo salvadoreño, diputados de la Asamblea Legislativa, Corte Suprema de Justicia, órgano ejecutivo y a la comunidad internacional, para expresar lo siguiente.

Sobre el día mundial de la tierra.
En el año 2009 la Asamblea de las Naciones Unidas (ONU), creó mediante Resolución 63/278 el Día Internacional de la Madre Tierra, y designó el 22 de abril como fecha para su celebración.
Considerando tan importante fecha, la REMAM capitulo El Salvador, celebra este día dedicado a la tierra recordando las palabras del Papa Francisco: “El ambiente humano y el ambiente natural se degradan juntos, y no podremos afrontar adecuadamente la degradación ambiental si no prestamos atención a causas que tienen que ver con la degradación humana y social”.
Las palabras del Santo Padre también es una invitación al ser humano a cambiar, en su condición individual y en las formas de organización social, económicas y políticas, a vivir una “conversión ecológica”. Los males del ser humano, de su modelo económico, de la cultura del consumo y descarte son los sufrimientos de la tierra que ponen en peligro la vida de todas las criaturas creadas por Dios fundamentalmente los más vulnerables y pobres.

El Salvador es nuestra casa común.
Nuestro pequeño país es el espacio donde el Dios Creador nos llamó a la vida. Esta es la porción del mundo que él nos ha confiado para que la cuidemos y la usemos de acuerdo a su voluntad: "Llenen la tierra y gobiérnenla" (Gén 1, 28). Pero esta tierra bendita que amamos entrañablemente, sufre un deterioro creciente e inmisericorde. Todos somos responsables de conservarla y defenderla porque es "la casa de todos": de nosotros y de las futuras generaciones.
Son más de 6.5 millones de personas que proyectamos nuestro futuro, nuestros sueños en esta tierra que lleva por nombre El Salvador. Pero estos sueños de futuro se ponen en peligro por el presente que hoy observamos y nos duele, como REMAM, nos preocupa la contaminación de nuestros ríos, fundamentalmente nos preocupa la agonía del rio Lempa que día a día recibe toda la contaminación de las personas y de un modelo económico que privilegia la ganancia del dinero sobre la vida.
También como REMAM vemos con mucha preocupación los incendios que cada año se repiten, la creciente deforestación de nuestro país, los bosques poco a poco van desapareciendo y con ello toda la biodiversidad de la fauna y la flora. El modelo económico sustituye los arboles por los monocultivos como la caña de azúcar, por las crecientes urbanizaciones y mega proyectos que se anuncian sin considerar el impacto ambiental negativo y menos la participación efectiva de los más pobres que al final son las víctimas de de este modelo económico.
Por otra parte, y ante el el sufrimiento de la porción de tierra que lleva por nombre El Salvador, como REMAM, nos preocupa el avance de la cultura del descarte que está generando un ser humano salvadoreño apático o desinteresado en los problemas fundamentales de nuestro país, mientras más vacío está el corazón de la persona, más necesita objetos para comprar, poseer y consumir.

Ante estos problemas señalados y otros que afronta y sufre nuestro país, la REMAM capitulo El Salvador hace un llamado:
Al pueblo salvadoreño.
- Mayor compromiso a favor del cuido y defensa de nuestros bosques, ríos, fauna, aire y suelo, semillas criollas, ya que son nuestros soportes de vida.
- Exigir a las autoridades en turno políticas y leyes orientadas al cuido y no a la explotación de nuestra casa común.
- Promover la unión, organización y movilización comunitaria para generar cambios a favor de nuestra ecología.

Al gobierno de El Salvador.
- No permitir el regreso de la minería metálica y actuar con urgencia y prontitud ante la amenaza del proyecto minero transfronterizo de cerro blanco.
- No criminalizar a defensores del agua, la tierra y en general a defensores del medio ambiente.
- Crear políticas, programas, proyectos y una serie de actividades a fin de hacer una conversión ecológica en nuestro sistema educativo a favor del cuido de los soportes de la vida.
- Escuchar a la población y comunidades ante proyectos que generan un alto impacto negativo y que vulneran el sagrado derecho de la naturaleza.
- Revisar y modificar o derogar leyes que promueven actividades económicas negativas para el medio ambiente.

A la Asamblea Legislativa de El Salvador.
- Es urgente la ratificación de las reformas constitucionales aprobadas en el artículo 2 y 69 de la Constitución sobre el derecho humano al agua y su saneamiento y el derecho humano a la alimentación adecuada.
- -No derogar ni modificar la actual ley de prohibición de la minería metálica, ni aprobar marcos jurídicos que dañan nuestras aguas.
- No aprobar Leyes que tienen como finalidad la destrucción del medio ambiente y la vulneración de los derechos comunitarios solo para favorecer intereses empresariales.
- Es urgente la aprobación de un marco jurídico que proteja las fuentes de agua: lagunas, lagos y ríos como el rio Lempa.

 Salmo 74,17
Tú has establecido todos los términos de la tierra; tú has hecho el verano y el invierno

San Salvador, El Salvador, 22 de abril de 2023.
Red Eclesial Ecológica Mesoamericana (REMAM), Capitulo El Salvador.